Prototipo de accidente

2013
Instalación escultórica
350x370x300 cm (aprox)









La obra consiste en una estructura escalonada de material precario que sostiene 4 techos ondulados de latón. En el techo superior un bote de pintura blanca volcado ha dejado caer su contenido recorriendo uno a uno los demás techos hasta llegar al suelo.
La pieza se presenta como un accidente programado y explora el determinismo urbano, sellando un momento en el que simbólicamente el problema de uno va paulatinamente convirtiéndose en el problema de otros. 

La precariedad vista así, en su dimensión humana, manifiesta un conflicto social genérico y necesariamente ambiguo pero también una critica a la modernidad como mecanismo exclusivo de creación de la naturaleza urbana.